Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2012

En España seguimos levantándonos a la misma hora que Adolf Hitler

Siempre me había parecido raro que en España ajustáramos los relojes para adaptarnos al huso horario del centro de Europa, sin embargo, no sabía hasta hoy que el motivo de este desajuste fuera que en el año 1940, el dictador, Francisco Franco, decidiera que había que levantarse a la misma hora de su homólogo alemán, Adolf Hitler.
Tampoco había hecho la conexión entre la costumbre, aparentemente tan arraigada en España, de comer a las 14,00h o las 15,00 hrs y de cenar poco antes de la medianoche, y el reloj solar. Pues, según leo en un artículo de La Nueva España, los españoles siguen comiendo, cenando y acostándose a la hora correcta. Lo que es incorrecto es la hora que indica el reloj.
Durante gran parte del año, nos levantamos cuando sigue siendo de noche, sin embargo, durante el resto de la jornada, nuestras costumbres se adaptan al reloj biológico y solar. Por consiguiente, tenemos aquella pausa tan incómoda de siete horas entre el desayuno y la comida, y nuestros hijos no quieren i…

Oda a la juventud

Los jóvenes son el futuro del país y la pésima situación que atraviesan es un mal presagio para todos.
Porque si el futuro se embarca en un avión de Easyjet, sólo nos quedará el pasado, y eso ya lo estamos viendo.
Y cuando digo ‘jóvenes’, me refiero a eso exactamente. A los jóvenes. Porque una de las primeras cosas que noté al llegar a España fue que en este país se daba a la palabra ‘joven’ un sentido demasiado amplio. Incluso en el año 2000, si tenías menos de 25 años, ninguna empresa española te ofrecía un empleo digno. La única opción era encadenar periodos de 'prácticas' mientras en el norte de Europa la gente de tu misma edad llegaba a puestos de gran responsabilidad en sus empresas. Aquí, en 2012, y con 40 años, eres un chaval.
Los jóvenes están tristemente ausentes. Los periódicos impresos, las tertulias de radio, y los debates del TDT Party rebosan caspa por los cuatro costados. Más allá de la cuestión económica, los debates de índole social que transmiten los medios de …

#saveTheHobbit

Mi entrada de hoy toca un tema distinto a lo habitual, aunque también relacionado. Se puede definir como un caso práctico que demuestra el poder de las redes sociales pero escribo que es ‘distinto’ por su vínculo con mi propia sensación de nostalgia por tiempos pasados y con mi deseo de que en un mundo en constante cambio, se respeten por lo menos algunos espacios que nos permiten recordar quiénes somos y cómo nos desarrollamos como personas.
Resulta que hoy he descubierto al acceder a la página web del periódico,The Guardian, que el actor y pilar del establishment cultural británico, Stephen Fry, ha defendido a través de su cuenta de Twitter –que por cierto es el que más seguidores tiene del Reino Unido- que un pub de la ciudad británica de Southampton tenga derecho a mantener el mismo nombre que ha utilizado de forma ininterrumpida durante los últimos 20 años. ¿El motivo? Una empresa que representa a la productora de una película de próximo estreno ha decidido que infringe sus derech…

Con Internet y las redes sociales no hay espacio para medios obsecuentes

Parece que en el PP no están contentos con la cobertura que les da Televisión España. Desde luego, algo habrá hecho bien el anterior Gobierno si después de tres meses en el cargo Mariano Rajoy no ha conseguido transformar al canal estatal en un órgano de propaganda oficial. Algo de objetividad estará demostrando el equipo de informativos si hasta el partido del Gobierno lo critica. Por lo que todos podemos ir a dormir con tranquilidad.

Y es que en los tiempos que corren, no debe haber ni un solo medio que se niegue a criticar la labor del Gobierno. Sería incumplir con su obligación como informadores. El Partido Popular controla la inmensa mayoría de las administraciones públicas a nivel nacional, regional y autonómica. Es la primera vez en la historia democrática que un solo partido concentra tanto poder. Apenas cuenta con oposición en el Congreso porque con su mayoría absoluta puede hacer lo que le da gana, tal y como ya está haciendo con la reforma laboral.
El Ejecutivo y la Legislatu…

¿Quién tiene la culpa de todo?

Estamos obsesionados; no, peor, diría que estamos enfermos con la necesidad de encontrar culpables de la crisis económica que nos asola. Cuando las cosas van mal, los humanos siempre buscamos consuelo en la búsqueda del chivo expiatorio. “¡Alguien tiene que tener la culpa!”
Por supuesto los más débiles no tienen la culpa. Incluso en la época de bonanza tenían que luchar para llegar a fin de mes, y muchos de ellos se dejaron caer en la tentación de aceptar préstamos y otros instrumentos financieros que con el tiempo volverían en su contra. Se les podría tildar, cruelmente, de ingenuos, pero cuando tienes pocos recursos, tienes que mantener una familia y no quieres terminar en la calle, intentas no perder nunca la dignidad o la sensación de que algo valen tus esfuerzos. Si para tener casa, por muy modesta que sea, hay que aceptar un préstamo que no terminarás de amortizar hasta dentro de cuarenta años, para muchos esta opción sigue siendo un salvavidas. Y si el director de tu banco te di…

Vivir sin aire en Madrid

Las alergias se han adelantado este año en Madrid. Lo leí ayer en una noticia de La Gaceta, y resulta que la razón no es la habitual. Este invierno apenas ha llovido, sin embargo, la boina de contaminación ha llegado a tal nivel que mezclada con las primeras gramíneas, produce un cóctel explosivo para muchos alérgicos.
Por supuesto, no tuve que informarme a través de los periódicos. Ya van dos lunes que paso el día estornudando tras disfrutar la tarde del domingo en el parque. Y tampoco es un fenómeno que se limita a esta época del año. La situación ha empeorado en los últimos días, sin embargo, desde finales del verano, la calidad del aire en esta urbe se ha hecho insoportable para los bronquios. No sé cómo sobrevive la gente que también fuma si con sólo salir a pasear acortamos nuestras vidas en por lo menos un par de lustros.
Sin embargo, la alcaldesa de Madrid no sólo no cree en el cambio climático sino ya no siente la contaminación. Pasará el día en sitios cerrados con el aire cond…

Nacionalismos caducos y francamente peligrosos en la sociedad global

No recuerdo quien dijo que el mejor antídoto al nacionalismo era tener un pasaporte. Una de las principales ventajas de viajar y de conocer otros países, más allá de los tópicos que enseñan las guías turísticas, es que por el camino conoces a muchas personas y te das cuenta de que tenemos más cosas en común que lo que nos intentan hacer creer. Y viajar de verdad significa cada vez más salir no sólo de tu propio país sino también de la Unión Europea, que rápidamente se va convirtiendo en una región más homogénea en la que, para bien o para mal, y a pesar de los obstáculos, se va formando una identidad propia más allá de la identidad nacional de cada uno de los países que la componen.
Es algo que no vemos con tanta claridad cuando estamos en casa. Los medios de comunicación nos intentan transmitir que los alemanes son expansionistas; los franceses, chauvinistas; los británicos, insulares; los griegos perezosos, etc. Y son demasiados los que se lo creen. Sin embargo, cuando he viajado fue…