Ir al contenido principal

Mi ficción se parece a la tuya más de lo que te puedes imaginar

Desde hace años soy consciente de cómo los medios de comunicación de cada país retratan su propia sociedad como algo ajeno al resto del mundo. Todo lo que se anuncia, incluso si afecta a la humanidad en su conjunto, se transmuta a través de las pantallas en un tema local.

Bueno, no todo precisamente. Lo malo sí sigue siendo siempre ajeno y lo bueno se asume como propio. Sea una directiva europea, una subvención o una orden de la OMS, si es popular el Gobierno se echa flores y si genera protestas es culpa de Bruselas o de quien toca. Los de fuera, en fin.

En este contexto tienen lugar el Brexit, los disparates de Trump o el odio de Salvini. Y en este contexto convivimos en realidades paralelas, cegados por las cortinas de humo que nos crean nuestros respectivos gobiernos, e igual de incapaces de entender qué pasa allende nuestras propias fronteras.

Si esa es nuestra visión, es comprensible que las sociedades ya no sean capaces de comprender sus relaciones con el exterior porque francamente, el exterior ya no existe. Si hasta Netflix, por muy global que sea, adapta la ficción a cada audiencia. Y los expertos en coaching nos enseñan que la verdad está dentro de uno mismo.

Hoy me metí en la portada de la web del diario argentino, La  Nación. No tuve que ir más allá de los primeros titulares para entender -idiosincrática crisis económica aparte- que también allí, como en el Reino Unido con su negociación con si mismo sobre el futuro de sus relaciones comerciales o en España con el debate sobre las comillas de las tesis de los políticos, en el país austral también viven su propia ficción que solo ellos entienden pero que en realidad no es tan diferente de la nuestra o la de los que tenemos a nuestro lado.

Quizás no debamos sorprendernos. Si entre las diferentes ramas del Cristianismo, del Judaísmo o del Islam, siempre se han contado las mismas historias con distintas palabras, en tal grado que la gente ha sido y sigue siendo capaz de matar con el fin de defender su versión. Pues, por la misma regla de tres la labor de los medios en el mundo moderno debe ser tres cuartas partes de lo mismo.

Ojalá pudiéramos todos leer los mismos libros antes de irnos a dormir. Con los mismo títulos. Y que tuvieran su base en la verdad por mucho que el guión suene a fantasía. Sí, es mucho pedir pero lo pido, aunque sea todavía pronto para los Reyes Magos.

Entradas populares de este blog

La Gripe Aviar y la Agricultura Intensiva

Cada día leemos más información en los periódicos sobre la pendiente amenaza de la gripe aviar, de todas formas, poco se habla de la causas de esta pandemia. Claramente, hay muchas razones, algunas que tienen que ver con la naturaleza y el hecho que cada cierto número de años, aparece una pandemia de gripe y estadísticamente la próxima nos va a tocar dentro de poco. Dicho esto, no deja de ser curiosa la relación entre las condiciones infrahumanas en las que se crían los pollos y las gallinas en la sociedad moderna, que no hacen más que multiplicar las posibilidades de contagio. El siguiente artículo de una página web británica, incluye algunos datos escalofriantes, que nos deben hacer reflexionar sobre nuestra relación con la naturaleza. ¿Cómo podemos seguir defendiendo la agricultura moderna que convierte a las granjas en fábricas de animales si cada vez que sufrimos una amenaza de estas características, nos sentimos obligados a masacrar millones de las criaturas que nosotros hemos c

Facebook se emborracha en el Metro de Londres

Leo en The Guardian de Londres que 17 pasajeros han sido arrestados y 7 estaciones del metro de la capital británica cerradas tras una serie de borracheras convocadas en Facebook y otras redes sociales con motivo de los festejos por la última noche antes de la entrada en vigor de una nueva ley del alcalde conservador, Boris Johnson, que prohíbe el consumo de alcohol en el Tube . Me resulta sorprendente visto que no era consciente de que se permitiera beber en el transporte londinense. A todas luces, el mandatario ha seguido la tradición de la derecha de identificar un problema inexistente y luego intentar solucionarlo a la fuerza, con tácticas y una estrategia absurdas, que sólo sirven para generar una reacción social, y que la población exija más medidas surrealistas contra más enemigos imaginados. Se ve que muy poco cambia en el mundo imaginario del 'centro' derecha londinense. No me cuesta imaginar la sonrisa de sandía de Johnson.

Holidays!

Well, it’s been back to work this week following three weeks holidays. Why is it that after three weeks of burning sunshine, the day I return to work it pours down with rain all day? On the news they told us the summer had come to an end however the omens were in fact short lived. On Tuesday the clouds were gone and on Wednesday it was burning sunshine once again. I am not sure what I prefer. My holiday’s were about the most eventful in a long time with three nights in Morocco, two in Ronda and 3 in Montpellier. A lot of travelling, especially on the 15 hour coach journey to France and back again 4 days later however it turned out to be well worth it. Asilah , a small town a half an hour taxi ride from the port of Tanger is a fascinating town and we were graced with the privilege of staying at a friend of a friend’s house in the middle of the medieval Medina. The best places to visit are not clearly signposted so it we needed our contacts to point us to the breakfast cafés with the b