Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2012

Ciudadanos obsoletos en un mundo virtual

La segunda parte de la serie británica, Black Mirror, retrata una sociedad en la que los ciudadanos se han vuelto esclavos de las redes sociales. Viven en pequeños apartamentos cuyas paredes son pantallas de plasma que emiten a todas horas publicidad grotesca y que sólo pueden apagarse a cambio de unos créditos que se ganan mediante el ejercicio físico en el gimnasio. Cuando uno de los personajes encuentra el amor, el mejor regalo que le puede hacer a su amada consiste en una invitación para participar en un juego de reality que en vez de unir les lleva por dos caminos distintos e igualmente perversos, carentes de toda individualidad o del menor atisbo de dignidad humana.
La serie tuvo gran trascendencia en la opinión pública del Reino Unido, y también la de otros países de su entorno por dibujar un escenario que por muy obsceno que pareciera en realidad ofrecía una visión bastante realista del futuro que nos espera. La historia más escabrosa es la del primer episodio, de manera que la…

Un golpe de timón. Pero, ¿hacia dónde?

Las protestas de hoy en España se resumen en una inmensa ola de descontento y en y la exigencia de que se dé un gran golpe de timón. Lo que no se ha dicho es en qué dirección. Y esto es el problema con estos grandes movimientos sociales. Al final alguien tiene que interpretarlos y para ello están los políticos.

Sin embargo, la oposición política en España es inexistente y demasiados ciudadanos han perdido la fe en la política en general. Es como si después de caerse las Torres Gemelas, los neoyorquinos hubiesen echado a los bomberos de la ciudad por no fiarse de su capacidad de hacer frente a la catástrofe. Un cóctel muy peligroso. No se han presentado alternativas y el Gobierno tendrá que descrifrar solo el mensaje de los manifestantes. Viendo la experiencia del último año, su interpretación será a gusto de pocos y se transmitirá con poca o ninguna mano izquierda.

Desde luego, hoy, 14 de noviembre de 2012, hay pocas razones para el optimismo.

¿Hacia dónde va Cuba?

Además de crear contenidos propios, a veces es interesante enlazar con determinados reportajes y opiniones de otros medios y blogs. El siguiente artículo del New York Times, de la que se ha hecho hoy eco el diario británico, The Independent, ofrece una perspectiva muy interesante y bastante equilibrada sobre la situación de Cuba después del traspaso, al menos aparente, del poder de Fidel Castro a su hermano Raúl. Retrata muy bien, desde una perspectiva personal, las inmensas heridas en uno de los últimos reductos del comunismo más inhumano y brutal, la dependencia de la economía de las remisas de los que viven fuera, el dolor que viven tantas familias divididas por el exilio, y la ausencia absoluta de las libertades más básicas. Dista poco de lo que ví en primera persona en 1995-1996 en medio de la fase conocida como "Periodo Especial en Tiempos de Paz" tras la caída de la Unión Soviética", y sólo sirve para volver a demostrar la irresponsabilidad de parte de la izquier…

Realidad y ficción en el sistema político español

El discurso de los partidos políticos ya no corresponde con la realidad que vivimos. Las elecciones ya no se ganan o se pierden después de un duro debate sobre la realidad a la que nos enfrentamos sino en base a cuestiones más emocionales que, aunque sean importantes, se eligen porque facilitan discursos demagógicos que pueden atraer votantes pero que al final cansan y distraen. Unos discursos que permiten dividir a la sociedad entre buenos y malos. En definitiva, el país se divide por la mitad, según las mismas líneas ideológicas que nos separaban hace 60 años, sólo que ahora es un debate ficticio, televisado y profundamente engañoso.
Estamos viviendo la crisis más profunda de la historia reciente. Hay miles de factores que impiden que la economía vuelva a crecer, empezando por el simple hecho de que el sistema fiscal castiga a quien quiera coger el toro por los cuernos y levantarse por sí mismo. Los expertos calculan que la economía sumergida representa el 20% del PIB español y hay r…