Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de junio, 2018

El drama de la inmigración es nuestra tragedia, no podemos aislarnos de ella

¿Qué haría un inmigrante si desaparecieran los buques de las ONG de las costas de Libia?Muchos comentaristas miran a Australia, donde con mano dura lograron reducir la migración desde Indonesia. Sin embargo, ¿se puede comparar la inmigración indonesia con la africana?Los que vienen de Libia no son libios. Vienen de lugares tan dispares como Eritrea, Somalia o Afganistán. Los libios no los quieren. Los odian. Los torturan, los violan y los matan. Una vez en Libia, tienen que salir de Libia. Como sea, aunque sea hundiéndose en el mar.De verdad, quitando los barcos y cerrando los puertos, ¿acabaremos con esta infamia? Las alternativas más 'pragmaticas' tampoco son la panacea. Consisten básicamente en dar apoyo a Libia y a otros países del norte de África para que no lleguen hasta allí. Es decir, no  acabar con el problema, sino evitar que muestre su cara en las fronteras europeas y en las pantallas de nuestras teles. Y es que los mexicanos tratan peor a los guatemaltecos que Trum…

Sí, los ministros y ministrables deben cumplir la ley como cualquier ciudadano, y por muy injusta que sea

La ley debería ser igual para todos, y debería funcionar.

Recién llegado a España, uno de mis profesores me comentó que ojalá aquí se hicieran las cosas como se hacen en los países del norte. Le repliqué que yo provenía, al parecer, de un país 'del norte', y que en mi país, al igual que en cualquier otro, existía el deseo de que se hicieran las cosas tan bien como las hacían en los 'del norte'. No fue difícil llegar a la conclusión de que todos buscamos el norte y que los únicos que de verdad lo encuentran mueren congelados.

El último que se ha lanzado a esa conquista ha sido el líder de Ciudadanos (C`s), Albert Rivera, que ha encontrado en Dinamarca o en Noruega, o en yo qué sé qué país, su El Dorado, que habría que copiar para poder ligar a las suecas. Sin embargo, tengo la fortuna de haber visitado a algunos de aquellos países, y por mucho atractivo que tengan -y lo tienen, de eso no hay duda- sus ciudadanos también encuentran muchas cosas de que quejarse. De si el …

Moción de censura: la cabra siempre tira al monte

El anuncio de la composición del primer Consejo de Ministras y Ministros de Pedro Sánchez ha servido para recordar, y con gran claridad, un hecho que en los últimos tiempos se había quedado en el olvido: el PSOE del siglo XXI es un partido de centro.

Que muchos de los nombramientos le hubieran valido a un gobierno de Albert Rivera, es prueba de que el proyecto de Ciudadanos sobró porque España ya cuenta con partido que defiende las posiciones del centro del espectro político. De hecho, la mayor parte del tiempo cuenta con dos, ambos de los cuales se han intercambiado en el poder a lo largo de los últimos 40 años, generando una competencia, más o menos eficaz, que he permitido una alternancia real, aún teniendo en cuenta la incapacidad del modelo institucional español de evitar los casos de corrupción que hemos visto en todos los niveles de la sociedad: a nivel del Estado, y por supuesto, también autonómico.

El PP y el PSOE tradicionalmente han tenido discursos más radicales cuando han…