Ir al contenido principal

¿Estallará la burbuja parejera?

Las parejas cada vez se cotizan más alto. Ya no basta a los buscadores de pareja 'un simple rollo de una noche', o 'una aventura divertida para recordar'. Las parejas de hoy sólo se conforman con casarse, y no con cualquiera. Según el último estudio del Liguebarómetro, que se basa en datos recopilados entre los meses de abril y junio de 2006 (en primavera la sangre altera), el 80% de las mujeres españolas 'sólo se casaría con su príncipe azul', frente al 60% de los varones que dice estar en busca de 'la chica de sus sueños'. De todas formas, los datos no corresponden a la realidad. El 85% de los encuestados, tanto hombres como mujeres, afirma que "el aumento de la obesidad en España dificulta la búsqueda de la pareja ideal". Será que hay muchos príncipes y princesas azules sueltos por allí, pero son cada vez más difíciles de detectar ya que están camuflados por debajo de muchos kilos de grasa.

Y es que ya se registran indicios de una leve bajada de la demanda de parejas en nuestro país, sobre todo en las grandes urbes de Madrid, Barcelona y Valencia.
"Las exigencias ya son demasiadas", afirma Juan Antonio del barrio madrileño de Fuencarral. "Hace dos años era suficiente invitarle a una cena seguida por un estreno de cine, pero con las demandas de hoy en día, ya no doy abasto".

"Ojalá alguien pinche la burbuja, y no me refiero solamente a la obesidad de mi pareja", afirmó Graciela, estudiante de Buenos Aires afincada en Carabanchel.

Sigue habiendo esperanza para los españoles en busca de una pareja digna. Según los datos recopilados por el Banco Central de Esperma en Frankfurt, la brecha entre las expectativas y la realidad en España es hoy superior a la de Estados Unidos y es más que probable que pronto tengan que caerse las exigencias, aunque sea sólo para recortar el nivel de estrés sexual en España que ya está alcanzando las cotas más altas registradas desde los años 40, en pleno apogeo del franquismo.

"¡Que se pinche ya, pinches gueys!", concluye José Luis, estudiante de psicología de la Universidad de Guadalajara, México, actualmente en viaje de estudios a la Autónoma de Madrid.

Entradas populares de este blog

El nomadismo postmoderno

La libertad de movimiento – “El derecho de toda persona a moverse libremente por el mundo, ya sea dentro de un país o de un país a otro. Está reconocido parcialmente en el artículo 13º de la Declaración Universal de los Derechos Humanos". (Wikipedia)
Miren como los señores del mundo capitalista sacan términos del léxico de los derechos humanos para justificar un proyecto económico que si bien funciona en teoría, empieza a demostrar tremendas flaquezas en su ejercicio práctico.
Ahora nos dicen –lo vienen diciendo desde hace años en las páginas de sus biblias ideológicas, El Economista siendo uno de sus máximos referentes- que el capitalismo liberal sólo puede funcionar si además de la libre circulación de capitales, se permite la libre circulación de personas. Es decir, si su modelo deja países y regiones enteras en un estado de devastación y de quiebra económica, el problema no es que su modelo haya dejado de funcionar, sino que no se permite que los ciudadanos de aquellos países t…

La información gratuita tiene que ser de calidad... por salud democrática

Todo empezó con un tuit. Y no uno mío. Lo acababa de enviar un periodista de renombre, haciéndose eco de una noticia publicada en uno de los principales diarios de nuestro país, y versaba sobre el contencioso entre España y el Reino Unido en torno a Gibraltar. Según informaba el periódico, la primera ministra británica acababa de comparecer en el parlamento para defender el acuerdo para una salida ordenada de su país de la Unión Europea. En un contexto de gran debilidad interna, en el que para más inri sus propios diputados la acusaban de capitular ante España al reconocer que el país ibérico tendría la última palabra en cualquier negociación futura que afectara al territorio británico, Theresa May declaró que España no había conseguido lo que quería. Según la lógica de que el enemigo de tu enemigo es tu amigo, los medios y los partidos de la derecha española no se disponían a aceptar que un presidente de gobierno de centro izquierda hubiera logrado una victoria para la soberanía nac…

Mi ficción se parece a la tuya más de lo que te puedes imaginar

Desde hace años soy consciente de cómo los medios de comunicación de cada país retratan su propia sociedad como algo ajeno al resto del mundo. Todo lo que se anuncia, incluso si afecta a la humanidad en su conjunto, se transmuta a través de las pantallas en un tema local.Bueno, no todo precisamente. Lo malo sí sigue siendo siempre ajeno y lo bueno se asume como propio. Sea una directiva europea, una subvención o una orden de la OMS, si es popular el Gobierno se echa flores y si genera protestas es culpa de Bruselas o de quien toca. Los de fuera, en fin.En este contexto tienen lugar el Brexit, los disparates de Trump o el odio de Salvini. Y en este contexto convivimos en realidades paralelas, cegados por las cortinas de humo que nos crean nuestros respectivos gobiernos, e igual de incapaces de entender qué pasa allende nuestras propias fronteras.Si esa es nuestra visión, es comprensible que las sociedades ya no sean capaces de comprender sus relaciones con el exterior porque francament…