Ir al contenido principal

¿Qué tan 'blogger feliz' eres?


A los bloggers, y sobre todo a este blogger, se nos da bien cabrearnos.

Por decirlo de alguna manera, cuando tenemos poco tiempo para escribir, trabajamos 12 horas al día, hacemos deporte, vida social, etc. muchas veces puede que no encontremos ni el tiempo ni la justificación para sentarnos a escribir. Pero cuando nos cabreamos, ni nos lo pensamos dos veces. Cualquier persona normal pensaría que fueramos - o que fuera - un amargado, que nos quejamos de todo, no nos contentamos con nada.

Pero cuando realmente no nos podemos quejar de nada.... cuando incluso las cosas malas no parecen como más que una pequeña mancha de aceite en un mar pintado de rosa, ¿de qué escribir? Esa 'pintura' en un museo de arte contemporánea cualquiera, ¿es un puntito negro sobre un papel blanco o sólo es un retrato de un puntito negro? ¿Escribiría un blogger sobre el maldito puntito hasta que desapareciera? - si encima ha tenido que pagar un canon para verlo,- ¿o puede escribir también sobre las bondades del mar de pureza y blancura que le rodea?

¿Es esta entrada un espacio de blanco manchado con unas letras negras o sólo son letras negras que acaban con todo? Pero si intentara que las letras aportaran cosas positivas al papel virtual, que nos alegraran, si dijera que realmente las cosas no fueran tan malas, que quiero progresar, que quiero criticar las injusticias, pero veo el total bastante luminoso, ¿me leerá alguien?

Pues, generalmente, los blogs, con algunas excepciones, no los lee mucha gente, por lo menos en su forma individual - eso sí, pueden contribuir a una conversación más amplia-, pero ni mi vida ni la educación de mis hijos en colegios americanos, cual comentarista de Libertad Digital, depende de que la gente me lea, por lo que no tengo por qué escribir de las cosas malas de la vida. Puedo decir, con la conciencia tranquila que España ha ganado la Eurocopa, que Rafael Nadal es campeón del mundo, que mi vida generalmente avanza de manera positiva, y que probablemente irá a más, aunque aparezcan obstáculos de por medio, que hoy me han dicho que es mi santo - no lo sabía - y dos amigos me han anunciado el nacimiento de sendos hijos primerizos, y con excelente salud, y si a todo el mundo les da igual, me da igual lo que piensen, porque principalmente, y con algún matiz, soy feliz.

Entradas populares de este blog

El fallo del juez de Schleswig-Holstein denota el fracaso de Rajoy, no el de la Unión Europea

Hoy desayuno con los editoriales de los principales medios españoles, y casi me atraganto al observar que tras el fallo de ayer de un tribunal alemán sobre la extradición de Puigdemont, el país se ha vuelto euroescéptico de la noche a la mañana.

Desde luego, la decisión del juez no es agradable para los que defendemos el mantenimiento del orden constitucional en España, sin embargo, no hay que otorgar al fallo un significado que no tiene. Y más aún si se tiene en cuenta la sensibilidad de estos temas para una opinión pública, que leyendo  la prensa nacional fácilmente podría llegar a la conclusión de que lo que ha pasado ayer es culpa de las instituciones comunitarias.

Nada más lejos de la realidad. El tema de si o no hubo violencia en el Procés es cuestionable y cuestionado . Y más discutible aún el de si se puede culpar al ex presidente de la Generalitat por dicha violencia. Parece que el tribunal regional alemán competente en este caso ha llegado a la conclusión de que no. Y es pe…

A saber

Existe una izquierda que se opone a los fallos judiciales en su país cuando no coinciden con su ideología, y al mismo tiempo se enfada cuando Israel gana Eurovisión con una canción que refleja sus postulados.La misma izquierda detesta el único estado democrático de Oriente Medio por los excesos militares de sus líderes, pero se calla cuando su propio gobierno vende armas a Arabia Saudí o avala bombardeos en Siria.Se trata de una izquierda compuesta por personas que no saben reflexionar o analizar la realidad de una manera objetiva, sino que se pliega ante la dictadura de la 'opinión pública' y lo políticamente correcto.Una izquierda que prefiere opinar antes de aprender, porque este requiere esfuerzo y es mucho más fácil sumarse a la lógica de las masas.También existe una derecha que cree saber la verdad, que cuando gobierna impone su punto de vista en la sociedad e intenta eliminar cualquier atisbo de discrepancia en pro del pensamiento único, en línea con su dogma universal,…

¿En qué otro país...?

¿En qué otro país se llama 'nacionalista' a los que quieren romper la nación y no a los que la defienden?
¿En qué otro país se llama 'racista' a los que creen tener una identidad distinta a la que -a falta de otra palabra más idónea-según sus postulados pertenecen ellos, y cuando los únicos que utilizan la palabra 'raza' son los que -si fuera adecuada la palabra- pertenecerían a la 'raza mayor'?
¿En qué otro país los medios tachan día tras día en los titulares y a través de los portavoces de la corrección política de su propia ideología nacionalista a otro de 'racista' sin explicar en ningún momento por qué tal personaje es considerado de tal naturaleza, como si sólo con decirlo repetidas veces se convertirá en verdad? (Desconozco si tienen razón o no. No lo sé. No me lo han explicado.)
¿En qué otro país se olvida tan fácilmente el flirteo de un partido en ascenso con los mayores exponentes de la ultraderecha europea, pero nunca se olvidan de unos …