sábado, agosto 02, 2008

'The Guardian' elogia a la España verde

La llamada 'Guerra del Fútbol' entre el Grupo Prisa y Mediapro (propietario de Público y La Sexta), ha conseguido ya en numerosas ocasiones nublar la vista a un periódico como El País, de tal manera que este medio, antaño considerado de 'centro izquierda', ha llegado a arremeterse sin fundamento contra el Gobierno del PSOE y a tratar con un nivel de exquisitez sin precedentes al líder conservador, Mariano Rajoy. La última ocasión ha sido motivada por el anuncio del Plan de Ahorro energético. En un curioso editorial, El País, califica de 'Plan de Juguete' la propuesta del Ministro de Industria, Miguel Sebastián, y a la vez propone alternativas, como prohibir el tráfico en el centro de las ciudades, que no son ni siquiera responsabilidad del Gobierno central, sino de los ayuntamientos.

Pues, resulta curiosa la fuerza de las críticas por parte de El País, frente a los elogios que ha recibido la nueva ley en algunos medios internacionales. Es el caso de The Guardian, que en un editorial titulado "Elogiemos a España", enumera las propuestas de Sebastián y felicita al Gobierno, que define 'de progreso', por señalar el camino hacia un futuro más sostenible. Para el diario británico, "se admira a España por muchas cosas, pero la protección del medio ambiente tradicionalmente no ha figurado en esa lista. Esta semana, de todas formas, la situación ha empezado a cambiar, gracias a un nuevo plan energético con una dimensión y una ambición que empequeñecen a los esfuerzos realizados en algunos países con una cultura verde más arraigada".

Curioso que El País sea tan crítico con unas medidas medioambientales consideradas pioneras en el mundo, y a la vez sea tan débil a la hora de criticar otras leyes claramente ineficaces, como puede ser la ley antitabaco. Pero quizás no me deba sorprender la incoherencia del periódico de un grupo con una sólida presencia en el consejo de administración de una empresa tabacalera tan potente como Altadis. A veces, para los intereses de una empresa resulta más beneficioso manipular que defender el progreso y el desarrollo.