viernes, febrero 29, 2008

miércoles, febrero 27, 2008

Contra la Violencia de Género

Tras la trágica muerte de 4 mujeres ayer, consecuencia de la violencia de género, el Presidente Zapatero ha propuesto reunir a las Comunidades Autónomas después de las Elecciones del 9-M para elaborar un plan conjunto de medidas contra esta lacra. Un anuncio positivo, teniendo en cuenta que se necesitará el apoyo de las Comunidades para poner en práctica cualquier nueva ley que se elabore. Sería de esperar que todas las Comunidades fueran constructivas sobre un tema de tanta importancia de manera que las medidas sean reales y eficaces.

No hace falta recordar que aquí estamos hablando de dos cosas, dos problemas que se resisten a desaparecer en España. El primero es el machismo, que tristemente sigue existiendo en todos los estratos de la sociedad y que aparece en muchas situaciones, incluso en cosas tan básicas como la relación entre las empresas y sus clientes.

Otra cosa es la violencia de género, que a veces puede ser consecuencia del machismo, pero tal vez en la mayoría de los casos se deba a un trastorno psíquico que afecte el juicio del agresor. La distinción no es baladí, porque la aceptación o no de esta realidad también incidirá en la eficacia de las medidas que se tomen para proteger a las víctimas, sean estas mujeres, hombres, parejas, padres o hijos. Hace falta identificar primero, cómo proteger a la víctima del agresor, pero también qué medidas tomar contra el agresor. ¿Es suficiente una orden de alejamiento, o hay que darle también tratamiento psiquiátrico, o hasta una pena de cárcel? Son preguntas que espero sean tenidas en cuenta, porque sólo así podemos empezar a diagnosticar las causas, y encontrar las soluciones a esta enfermedad tanto nacional, como global.

Es un asunto de estado, y debe ser tratado como tal. Es fundamental que todos los partidos hablen con la misma contundencia, y sin crispación.

A la defensa del bipartidismo


El próximo 9 de marzo, no sé hasta donde llegará la abstención, pero tengo claro que unos cuantos ya han decidido que no van a votar por uno de los dos grandes partidos.

Se ha puesto de moda la idea de que este sistema es antidemocrático. Escucho comentarios del estilo de, "son siempre los mismos discursos"; "No nos ofrecen nada a los indecisos"; "¿Porqué tengo que elegir entre el discurso guerra civilista del PSOE o el discurso rancio y antisocial del PP?"; "Si al final el que gane hará lo de siempre y se aliará con los nacionalistas".

Argumentos tienen. En todos los sistemas democráticos, gobierne quien gobierne se tiende a un centrismo político, y se pierde la sensación de poder cambiar las cosas. Parece que todo está organizado, que todo sigue un esquema y que el votante medio no pinta nada. Según este discurso, con tintes marxistas, pero la mayoría de las veces apropiado de manera maquiavélica por la derecha, todo es una gran conspiración de los poderosos, de la gente ilustrada, del establishment, en contra de la voluntad del proletariado.

En España, Francia, Alemania, Estados Unidos, el Reino Unido,... siempre gobierna uno de dos partidos. En un bar en el barrio berlinés de Kreuzberg, el primer día de la legislatura de Angela Merkel, un profesor de comunicación social me comentó acerca de la Gran Coalición que se había acordado entre los dos partidos mayoritarios alemanes: "El SPD es una mierda, el CDU es una mierda, y cuando juntas dos mierdas, ¿qué tienes? Un olor asqueroso".

Para los que no participan directamente en la política, siempre es fácil quejarse de que no les tienen en cuenta. ¿Pero quien tiene que tenerlos en cuenta si no ellos mismos que pueden participar pero no lo quieren? ¿No es por eso que vivimos en democracia? Es obvio que ningún partido me va a representar en todas las cosas en las que yo cree. En un sistema de partidos, es nuestro deber democrático elegir el partido para el que nos sentimos más afines. Pero luego si no participamos en la organización, si no debatimos, si no nos hacemos oír, ¿cómo nos vamos a quejar si luego pensamos que todos los demás están sordos a la opinión de la gente de la calle?

A la derecha le gustan estos argumentos. No le gusta mucho hablar de democracia de partidos. Elige sus líderes a dedazo, desprecia el papel del Congreso, y recurre a un discurso demagógico para arañar votos a los ciudadanos más alejados de la realidad política. Le conviene que piensen que todos los partidos apestan y que no vayan a votar porque los suyos siempre lo harán con eficiencia militar y saldrán ganando.

Por supuesto, podemos apoyar a partidos pequeños. Pero si no hacemos nada, ¿cómo nos vamos a quejar si ningún partido consigue quitar protagonismo a los dos grandes? El 90% de los votantes sabe a qué partido van a votar. Está claro la minoría restante también tiene el derecho de decir lo que piensa, de elegir un partido o de crear otro. Y en el caso de optar por la primera opción, de participar en la militancia, en los debates, en el juego democrático.

Los partidos principales tienen que modernizarse, e ir en busca del voto del centro, de transmitir mensajes inclusivos que reflejen las preocupaciones y las aspiraciones del conjunto de la población. Tienen que rejuvenecerse desde abajo hasta arriba. Lo pueden hacer de dos formas. La primera, a través de la mercadotecnia, al estilo del nuevo laborismo de Tony Blair, convirtiendo el partido en una especie de club de fans, en el que las políticas se definan por medio de estudios de mercado, 'focus groups', y toda la parafernalia del marketing de producto. La segunda es mediante la mayor participación de los ciudadanos. ¡Afiliados a un partido! ¡Idos a las reuniones de distrito!, ¡Debatid!, amigos, ¡Debatid! Pero basta de esa actitud pasiva de que todo está mal y la culpa es siempre de los demás.

La niña de Rajoy

El discurso que Mariano Rajoy no supo articular:

Os invito a leer los comentarios sobre cómo de verdad sería la vida de una niña en el mundo de Rajoy, tal y como los cuenta El Ventano

martes, febrero 26, 2008

Remembering Britain for the wrong reasons


The conservative President of the Madrid region, Esperanza Aguirre, in an article in El País newspaper, claimed that she is an anglophile and that the majority of schools in the UK are single-sex. No doubt she became an anglophile by reading Dickens novels since the vast majority of state schools in the UK are in fact co-ed.

Let's pray that she does not impose her idea of Britishness on Madrid's education system, which may or may not include her idea of English discipline. Or her idea of British parliamentary affairs.

lunes, febrero 25, 2008

El Debate Electoral: Primera Ronda

Se ha terminado el primer debate electoral entre los candidatos a la Presidencia del Gobierno de España, José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy. Algunos proclamarán la victoria de unos o de otros. Tengo claro quien yo considero el ganador, pero también reconozco que en los aspectos más técnicos,- no tanto el contenido de cada discurso sino en las formas de debatir-, el resultado no ha sido especialmente concluyente. Y conviene hacer algunos breves comentarios al respecto.

Este primer debate, tal y como se había acordado entre los dos partidos, fue liderado por Rajoy, en el sentido de que en cada turno, y en cada apartado temático, le tocó a él proponer los temas, y hasta cierto punto dirigir la agenda. En la segunda ronda le tocará a Zapatero, pero esta vez fue el turno de Rajoy, y en este caso eligió los temas que le resultaban más cómodos, que no son necesariamente los que más interesan a los votantes. Optó por el mismo discurso demagógico de los últimos 4 años. Acusó al Presidente del Gobierno de agredir a las víctimas del terrorismo, le acusó de romper el consenso territorial, de no prestar atención a la economía, de perder protagonismo en el marco internacional. Hizo un montón de acusaciones con poco fundamento, y no propuso nada. En los 3 minutos que le otorgaron para cerrar el debate, se limitó a leer un discurso preparado, muy bueno desde una perspectiva retórica, pero sin propuestas concretas de ningún tipo.

Zapatero le respondió con mesura. En ocasiones parecía tenso pero fue adquiriendo soltura a lo largo del debate. Su cara, sobre todo en el primer tiempo, dilató un claro nerviosismo, pero en lo global acertó en lo más importante, que era llevar el debate a su terreno, hablar de los avances de la legislatura que está por terminar, de los progresos sociales, del impresionante crecimiento económico, del cambio de rumbo en política exterior, de las mejoras en seguridad ciudadana. Se presentó como un político de convicciones, y casi hasta el final evitó entrar al trapo de las duras acusaciones de carácter personal que le hacía su contrincante.

El candidato socialista no se cortó al comparar sus logros con la experiencia del anterior gobierno, en el que Rajoy era ministro. Creo que a estas alturas a los votantes les interesa más el futuro que hablar del pasado. De todas formas, viendo que el líder popular había intentado centrar el debate en el terreno de la demagogia y de datos y cifras de cuestionable credibilidad, es comprensible que Zapatero se haya visto la necesidad de defender su récord político, y de demostrar la falsedad, y la hipocresía del discurso de Rajoy.

Rajoy demostró seguridad y confianza, aunque en su caso parecía perder un poco los papeles a medida que avanzaba el encuentro y al final se le veía más enfadado y a la defensiva. Tenía menos que perder, empezando con una desventaja en las encuestas, mientras Zapatero salía como claro favorito. El líder popular transmitió esa imagen cercana, campechana, pero a la vez muy provincial que le caracteriza. Pero sin ofrecer una alternativa. Nadie sabe lo que realmente quiere. Intenta, en el último momento, disfrazarse de político comprometido con lo social, pero esa imagen choca con la realidad de los pasados 4 años en los que ha llevado cada avance, cada progreso social que ha hecho España al Tribunal Constitucional. Y no propuso ninguna medida, ninguna ley concreta. Sabía que no era el foro para recordar a sus votantes de los planes de Pizarro de privatizar los servicios públicos, de los planes de Ángel Acebes de anular el matrimonio de los homosexuales, de los planes de Arias Cañete de expulsar a los inmigrantes que no sepan donde tirar las cabezas y la piel de las gambas. De estos temas no habló. Y me lleva a la conclusión de que mientras Zapatero habló de las cosas que él realmente quiere para el país, Rajoy se limitó a hablar de las cosas que él cree que quieren los votantes , pero que no se las va a dar.

Del debate, no ha surgido un nuevo Winston Churchill. Al margen de de mis preferencias políticas, reconozco las virtudes y las debilidades de la actuación de cada candidato en el debate. Creo que Zapatero tenía que haberse mostrado más duro, más convencido de sus logros, que son muchos, y de la visión que él tiene para España. También tendría que haber hecho un mayor esfuerzo para destapar la falsedad, y la hipocresía de Rajoy, y del Partido Popular en general. Lo hizo bien, pero algo le faltó.

En lo global, y ahora hablando sólo de la estructura del debate, creo que han salido poco de las pautas que tenían marcadas, y que el debate parecía demasiado rígido, demasiado controlado, algo falto de dinamismo. Pero después de 4 años de crispación política, me parece un enorme logro el sólo hecho que se haya podido producir semejante encuentro a dos semanas de las elecciones. Algo que en el Reino Unido curiosamente sigue resultando impensable.

La segunda ronda será el próximo lunes, 3 de marzo. Esperaremos a ver si en la segunda vuelta se consigue un poco más dinamismo en el duelo, y esa pasión tan necesaria para lograr una mayor participación el 9 de marzo. Pero estoy seguro que los votantes indecisos lo que más quieren es que se cambie el discurso de los políticos, de manera que tenga un tono más optimista, más acorde con los progresos de España en los pasados 30 años y con las ganas de seguir avanzando. Zapatero tiene un discurso de optimismo, de situar a España al nivel de los demás países europeos, tanto en lo económico como en lo social, pero si a Rajoy le gusta más hablar del terrorismo y de la cuestión territorial, no creo que haga mucho para aumentar la participación. Y eso, a lo mejor, es justo lo que él quiere.

viernes, febrero 22, 2008

Gli italiani amano Zapatero


Foto de Enrique Castro

La Microextorsión - Nueva Práctica Abusiva de Orange

1) Te das de baja de la línea
2) La operadora, en este caso Orange, te envía una factura por una cantidad de dinero que no debes, pero que es inferior al precio de la llamada que tendrías que hacer para denunciar el fraude.
3) Te parece que la cantidad de dinero por la que te están intentando extorsionar es de risa, por lo que ignoras el tema. Vamos, por 1,80 €, no te pierdes el tiempo.
4) La empresa, Orange, contrata una compañía de matones, tipo el Cobrador de Frac, para humillarte hasta que pagues el 1,80 € que no debes.
5) Intentas pagar el impuesto revolucionario en el banco indicado por Orange, en este caso el Santander, pero no te dejan. Al parecer. el Banco Santander sólo admite el pago de recibos 3 días al mes (los martes y los jueves entre el día 10 y el día 20 de cada mes), y por mala suerte no te ha tocado un día de esos.
6) Llamas al Orange para aclarar el cachondeo. Te dicen que no te van a hacer caso, porque después de 6 años, te has dado de baja, y para ellos, si alguien se da de baja es de por vida, y hay que darle morcilla. Dicho así, sin matices.
7) Decides que no vale la pena perder más tiempo por unos matones agarrados, dispuestos a perder el tiempo por 1,80 €, y lo pagas, sumando 1 € de comisión por transferencia.
9) A tí te parece una tontería, pero multiplicado por varios millones de clientes, Orange (France Telecom) se forra mediante una práctica de extorsión.
10) Por supuesto, no volverás a hacer negocio con Orange, o con cualquier empresa de France Telecom, por mucho que cada semana te llamen a tu número privado, sin autorización previa, para venderte productos que no necesitas.

Terminas aceptando que te ha atracado France Telecom, y que la próxima vez, te cuidarás más del bolsillo.

Zapatero's Midnight Party

As with all Spanish parties, political parties run late into the night, and no less for Spain's longest standing party, the incumbent Socialists (PSOE). Tonight Spain's General Election campaign officially kicked off and the Prime Minister and candidate for relection, José Luis Rodríguez Zapatero, celebrated the moment with a heated and emotional rally at Madrid's main convention centre. The speech began at midnight following a unique and innovative musical show. Here are some first hand photos of the event.





miércoles, febrero 20, 2008

El AVE: La envidia del mundo



De Madrid a Barcelona en 2 horas y 35 minutos. El periódico británico, The Times, describe la envidia de los ingleses y los estadounidenses respecto a los enormes logros realizados en tan poco tiempo en España en el desarrollo del ferrocarril de alta velocidad.

El artículo, que se titula "El tren bala español, a 185 millas por hora, tiene a las aerolíneas en el punto de mira", comenta que el AVE de Madrid a Barcelona es la tercera línea de alta velocidad española en inaugurarse en apenas 2 meses. A la vez, el periódico critica la escasa presencia de trenes de alta velocidad en el Reino Unido, existiendo solamente una línea de 80 millas de largo entre Londres y el canal de la mancha, y ninguna otra línea prevista.

"España enlazó a sus dos principales ciudades ayer de una manera que pondría verdes de envidia a los pasajeros británicos. El tren S103, de fabricación alemana, un tubo esbelto de 200 metros de aluminio, se deslizó por la vía de salida de la estación de Madrid, Atocha, a las 6 horas en punto. A diferencia de los sandwiches húmedos [característicos de los trenes ingleses], los pasajeros disfrutaron de comidas preparadas por el chef de estrellas Michelin, Jordi Cruz. 2 horas y 35 minutos más tarde el tren llegó a la estación Sanz de Barcelona, completando un recorrido que en coche tardaría más de 6 horas".

"La tarifa varía entre 40 y 164 euros de ida, y los pasajeros reciben el reembolso del precio total del billete en el caso de un retraso superior a 30 minutos. Algo que no debe ocurrir mucho viendo que el tren de alta velocidad española tiene una tasa de puntualidad de un 98,5% - un porcentaje superado únicamente por Japón."

Lo que no se menciona en el artículo es que el hecho de que se haya retrasado el puesto en funcionamiento en 2 meses ha sido motivo de uno de los mayores escándalos políticos de los últimos 4 años. La única línea de alta velocidad británica sufrió un retraso de 15 años, y en el momento de su inauguración fue recibido con toda la pompa de un pueblo más que agradecido.

Hay que reconocer la alta exigencia de los españoles. Actuando así, las cosas se mueven mucho más rápido.

lunes, febrero 18, 2008

La 'Objetividad' Informativa

¿Estarán formando a esta locutora del Canal 9 para que sea la próxima Alfredo Urdaci? Un vídeo curioso para ver el tipo de televisión que tanto quieren los de la calle Génova. Por cierto, para los que no lo sepáis, Canal 9 es el primer canal de la Radiotelevisión Valenciana, y por tanto una televisión pública gestionada por la Comunidad Autónoma de Valencia, y financiada por todos los contribuyentes valencianos, sin importar el partido al que voten. Será por tanto el prototipo de canal 'objetivo' en el que Mariano Rajoy estaría más que dispuesto a debatir con Zapatero. Vamos, para poder comunicar sin demasiado ruido externo.

Verlo para creer...

sábado, febrero 16, 2008

El Jubilado de Moratalaz

Seguro que como pasa mucho con el ritmo tan veloz de la blogosfera, llego tarde, pero me ha gustado mucho este vídeo que he encontrado en el blog, La Rosa de Madri y me gustaría compartirlo con todos vosotros:

La identidad española bajo la bota del PP


El PP habla mucho de la bandera española, de la identidad nacional, y de las amenazas, muchas veces menos reales que imaginadas a la supuesta integridad de la nación española. Siguen sin explicar exactamente en qué consiste para ellos la identidad española, pero viendo lo que han hecho los últimos 4 años, a todas luces para ellos representa valores como la xenofobia, la homofobia, el machismo, el catolicismo integral, y el casticismo institucionalizado.

En 4 años de oposición, el Partido Popular no ha organizado ni una sola manifestación a favor de la tolerancia, el respeto al otro, el estado de bienestar, la solidaridad con los marginados, el medio ambiente, los derechos de los consumidores, la seguridad en el trabajo, los derechos de la mujer, etc. En estos campos ha dejado al gobierno actuar, mientras a nivel del estado, se ha callado, delegando la tarea de minar estos avances a sus acólitos en las Comunidades Autónomas en las que todavía gobierna.

En los años 80, y a principios de los 90, tras 40 pesados años de dictadura, España empezó a significar para muchos, tanto dentro como fuera del país, la libertad, un estado cohesionado, el diálogo político, la modernidad... Los Juegos Olímpicos de Barcelona transmitieron por primera vez la imagen de un país abierto, tranquilo, con ganas de avanzar y de situarse entre los países más avanzados y desarrollados. No voy a decir que no haya seguido avanzando durante la primera etapa de gobierno de José María Aznar: se acabó con la Mili, España participó en misiones de paz, en Bosnia, en Kosovo. Ofrecía un ejemplo de modernización política y de apertura económica. El sistema de sanidad pública era ejemplar en todo el mundo. Los españoles empezaron a ocupar puestos en algunas de las instituciones más importantes a nivel internacional.

Durante el mismo periodo de tiempo, mi país, Gran Bretaña, tuvo que soportar la losa del Thatcherismo, la privatización como fin ideológica, la desaparición de un estado de bienestar que antaño había sido la envidia de medio mundo, y el modelo en el que se basaría el modelo de bienestar español. Todo lo que era el estado, se empezó a privatizar: las empresas privadas empezaron a participar en la gestión de los colegios, el transporte ferroviario se privatizó, se crearon tantas regulaciones que ahora cada vez que el estado quiere invertir en infraestructuras, se encuentra con miles de obstáculos y casi siempre se echa para atrás. El Metro de Londres, el primero del mundo, se ha convertido en una broma por la cantidad de averías, y retrasos que acumula todos los días, de forma continuada en toda la red. Los hospitales no dan abasto. La sanidad pública, a pesar de los esfuerzos en 10 años sucesivos del gobierno laborista de Tony Blair, no se ha podido arreglar en estos tiempos de ideolización de la res privada.

Mis amigos españoles se quejan cuando se van a Londres de que todo funciona mal, de que el transporte es un desastre, y a la vez carísimo... Los que se quedan más de un mes por trabajo se quejan del mal estado de los colegios o de la sanidad. Pero de lo que no se habla es que el PP, poco a poco en España, y sobre todo en la Comunidad de Madrid, intenta hacer exactamente lo mismo. Esperanza Aguirre ideoliza a Margaret Thatcher y quiere copiar todos los males del Reino Unido y aplicarlos a Madrid, y eventualmente a España. La Sanidad ya se está privatizando. Los nuevos hospitales son de gestión privada y se dedican casi en exclusiva a las urgencias, mientras en los demás hospitales se eliminan camas, y se amontona la gente en cola. La administración de los hospitales va de mal en peor, con esperas de meses. La capacidad de diagnóstico en los centros de salud es casi nula obligando a los pacientes a trasladarse a urgencias como último resorte para que les hagan las pruebas necesarias. La confianza en la sanidad se deteriora, y cada vez más ciudadanos optan por lo privado, que ofrece menos prestaciones, peor calidad, pero por lo menos, una buena atención al cliente. Y los que no se lo pueden permitir por sus bajos sueldos, se mantienen en cola.

La nueva ley de dependencia del gobierno socialista tiene que ser aplicado en cada Comunidad Autonómica, pero en Madrid el proceso se retrasa mientras el gobierno autonómico anda en busca de consorcios privados para gestionar un servicio que debería ser público. Boicotea el estado cuando éste intenta crear una asignatura de colegio en la que se enseñen los valores de la Constitución Española, pero luego en plena precampaña electoral, anuncia que echará a los inmigrantes que no se integren con sus valores. Si los valores del PP no son los de la Constitución, ¿cuales son? Volvemos al principio.

Mientras tanto, miles de funcionarios tienen que callarse y sufrir. Cuando la sanidad se resquebraja, la culpa es de los médicos del Hospital de Leganés. Cuando se destapa el mayor caso de corrupción de la historia del Ayuntamiento de Madrid, el Alcalde se niega a asumir responsabilidades, y a cambio propone privatizar la propia administración de la ciudad. Poco a poco se va minando la autoridad de las instituciones, los ciudadanos se hartan y optan otra vez por lo privado.

¿Y en qué quedamos? El estado deja de existir. La identidad nacional y el orgullo patrio ya no existen. La calidad de vida depende sólo del dinero que tienes, mientras las calles a tu alrededor caen en el abandono, se reduce el número de policías - Rajoy fue el Ministro del Interior que más redujo el número de agentes de Policía Nacional, aumenta la inseguridad. Quedamos sólo con la bandera, que el PP iza en cada oportunidad, y preferentemente en manifestaciones junto con los obispos. La identidad deja de significar servicios e instituciones que funcionen, calidad de vida, conviviencia, para retomar el significado del nacionalismo del siglo XIX. ¿Y bajan los impuestos? No. Se siguen cobrando y se gastan en levantar un muro entre los que no tienen y los que sí tienen en el nuevo mundo neoconservador.

Se supone que 'Spain is Different'. Ya he visto como en mi tierra ya no existe una identidad nacional, como nadie se enorgullece de la patria, como los pobres no tienen ninguna esperanza de futuro y quedan en el abandono en barrios marginales, llenos de crimen, y sin siquiera un lugar para jugar. Ya hemos visto en qué se ha quedado la economía estadounidense tras 8 años de experimento neoconservador. Y encima la derecha española que lo aprobó tiene la desfachatez de culpar al gobierno de España cuando la economía española empieza a sentir las consecuencias de la locura transatlántica. Esperemos que España de verdad sea diferente, y que la gente deje de votar ciegamente al Partido del Déjà-Vu. De ello depende la verdadera identidad española.

viernes, febrero 15, 2008

Los Aliados de Rajoy


Filip Dewinter, líder de la ultraderecha belga, ha elogiado al líder del Partido Popular, Mariano Rajoy, por su política sobre la inmigración.

¡Enhorabuena Mariano!

Poco Olímpica


Otra vez más - es decir, por tercera vez desde enero-, el Ayuntamiento de Madrid nos recomienda no practicar deporte al aire libre. Afirman el alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón, y su consejera de Medio Ambiente, Ana Botella (la misma de las trituradoras de bebés), que esa es la mejor solución al problema de la contaminación en Madrid.

Y es que aquí no hablamos de un tema puramente mediático. Cada mañana desde hace 3 semanas, al salir de casa camino del trabajo, empiezo a toser como un carretero fumador - que no lo soy - por los niveles de contaminación en el aire, una situación que empeora al salir de la estación de Rubén Darío para subirme al autobús 27. Tampoco hace falta hablar con muchas personas para constatar que no soy el único al que le afecte esta dramática situación. Ecologistas en Acción ya ha denunciado la situación y ha exigido medidas al Ayuntamiento, que responde afirmando que sólo se debe al aire africano.

Según los regidores del PP, el mal servicio de los restaurantes no es responsabilidad de los directores de los restaurantes, sino de los camareros mal pagados, y sobre todo de los que proceden de otros países. Según la misma lógica, la contaminación en Madrid no será culpa del Ayuntamiento, sino del continente africano, aunque afecte más a algunas zonas de Madrid que a otras, y los habitantes de Córdoba o de Ciudad Real no tienen ninguna prohibición de practicar deporte.

Hace 2 años, en plena precampaña electoral, el todavía Alcalde en funciones, Alberto Ruiz-Gallardón, prometió que a partir de 2008, se prohibiría el acceso a la ciudad de los coches más contaminantes. Estamos en 2008, y todo sigue exactamente igual. Mientras tanto, promete que en 2016, Madrid albergará los Juegos Olímpicos. ¿Qué dirá el COI cuando lleguen las atletas, y Ana Botella les salude en el aeropuerto, para luego decirles que por desgracia, no podrán practicar deporte por culpa del continente negro? A este ritmo, la historia de esta ciudad da para muchos episodios más de 'Cuéntame cómo Pasó'.