Ir al contenido principal

Poco Olímpica


Otra vez más - es decir, por tercera vez desde enero-, el Ayuntamiento de Madrid nos recomienda no practicar deporte al aire libre. Afirman el alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón, y su consejera de Medio Ambiente, Ana Botella (la misma de las trituradoras de bebés), que esa es la mejor solución al problema de la contaminación en Madrid.

Y es que aquí no hablamos de un tema puramente mediático. Cada mañana desde hace 3 semanas, al salir de casa camino del trabajo, empiezo a toser como un carretero fumador - que no lo soy - por los niveles de contaminación en el aire, una situación que empeora al salir de la estación de Rubén Darío para subirme al autobús 27. Tampoco hace falta hablar con muchas personas para constatar que no soy el único al que le afecte esta dramática situación. Ecologistas en Acción ya ha denunciado la situación y ha exigido medidas al Ayuntamiento, que responde afirmando que sólo se debe al aire africano.

Según los regidores del PP, el mal servicio de los restaurantes no es responsabilidad de los directores de los restaurantes, sino de los camareros mal pagados, y sobre todo de los que proceden de otros países. Según la misma lógica, la contaminación en Madrid no será culpa del Ayuntamiento, sino del continente africano, aunque afecte más a algunas zonas de Madrid que a otras, y los habitantes de Córdoba o de Ciudad Real no tienen ninguna prohibición de practicar deporte.

Hace 2 años, en plena precampaña electoral, el todavía Alcalde en funciones, Alberto Ruiz-Gallardón, prometió que a partir de 2008, se prohibiría el acceso a la ciudad de los coches más contaminantes. Estamos en 2008, y todo sigue exactamente igual. Mientras tanto, promete que en 2016, Madrid albergará los Juegos Olímpicos. ¿Qué dirá el COI cuando lleguen las atletas, y Ana Botella les salude en el aeropuerto, para luego decirles que por desgracia, no podrán practicar deporte por culpa del continente negro? A este ritmo, la historia de esta ciudad da para muchos episodios más de 'Cuéntame cómo Pasó'.

Entradas populares de este blog

El fallo del juez de Schleswig-Holstein denota el fracaso de Rajoy, no el de la Unión Europea

Hoy desayuno con los editoriales de los principales medios españoles, y casi me atraganto al observar que tras el fallo de ayer de un tribunal alemán sobre la extradición de Puigdemont, el país se ha vuelto euroescéptico de la noche a la mañana.

Desde luego, la decisión del juez no es agradable para los que defendemos el mantenimiento del orden constitucional en España, sin embargo, no hay que otorgar al fallo un significado que no tiene. Y más aún si se tiene en cuenta la sensibilidad de estos temas para una opinión pública, que leyendo  la prensa nacional fácilmente podría llegar a la conclusión de que lo que ha pasado ayer es culpa de las instituciones comunitarias.

Nada más lejos de la realidad. El tema de si o no hubo violencia en el Procés es cuestionable y cuestionado . Y más discutible aún el de si se puede culpar al ex presidente de la Generalitat por dicha violencia. Parece que el tribunal regional alemán competente en este caso ha llegado a la conclusión de que no. Y es pe…

A saber

Existe una izquierda que se opone a los fallos judiciales en su país cuando no coinciden con su ideología, y al mismo tiempo se enfada cuando Israel gana Eurovisión con una canción que refleja sus postulados.La misma izquierda detesta el único estado democrático de Oriente Medio por los excesos militares de sus líderes, pero se calla cuando su propio gobierno vende armas a Arabia Saudí o avala bombardeos en Siria.Se trata de una izquierda compuesta por personas que no saben reflexionar o analizar la realidad de una manera objetiva, sino que se pliega ante la dictadura de la 'opinión pública' y lo políticamente correcto.Una izquierda que prefiere opinar antes de aprender, porque este requiere esfuerzo y es mucho más fácil sumarse a la lógica de las masas.También existe una derecha que cree saber la verdad, que cuando gobierna impone su punto de vista en la sociedad e intenta eliminar cualquier atisbo de discrepancia en pro del pensamiento único, en línea con su dogma universal,…

Sí, los ministros y ministrables deben cumplir la ley como cualquier ciudadano, y por muy injusta que sea

La ley debería ser igual para todos, y debería funcionar.

Recién llegado a España, uno de mis profesores me comentó que ojalá aquí se hicieran las cosas como se hacen en los países del norte. Le repliqué que yo provenía, al parecer, de un país 'del norte', y que en mi país, al igual que en cualquier otro, existía el deseo de que se hicieran las cosas tan bien como las hacían en los 'del norte'. No fue difícil llegar a la conclusión de que todos buscamos el norte y que los únicos que de verdad lo encuentran mueren congelados.

El último que se ha lanzado a esa conquista ha sido el líder de Ciudadanos (C`s), Albert Rivera, que ha encontrado en Dinamarca o en Noruega, o en yo qué sé qué país, su El Dorado, que habría que copiar para poder ligar a las suecas. Sin embargo, tengo la fortuna de haber visitado a algunos de aquellos países, y por mucho atractivo que tengan -y lo tienen, de eso no hay duda- sus ciudadanos también encuentran muchas cosas de que quejarse. De si el …