miércoles, diciembre 12, 2012

Olvídense de los medios de papel: El futuro es digital y puede ser hasta rentable

¿Por qué nos regalan los medios los contenidos online mientras cobran por la versión digital del periódico impreso? ¿No debería pasar al revés? El País, por ejemplo, ofrece una aplicación gratuita para los smartphone, que se actualiza las 24 horas del día y proporciona la información en un formato cómodo y accesible. Sin embargo, intenta cobrar 75 euros al año para ver las noticias del diario en papel a través de otra aplicación similar, cuando estas noticias en seguida quedan obsoletas.

La única ventaja es no tener publicidad pero, ¿acaso pagábamos unos 40 euros al mes por un diario impreso que llevaba publicidad? Como el producto era bueno, les permitía sacar rentabilidad por las dos vías pero ahora creen que la publicidad es infumable. ¿Acaso es infumable porque no han aprendido a captar la audiencia con formatos de publicidad menos intrusivos, mejor segmentados y que, además, interesen? Yo conozco gente que lo primero que hacían cuando abrían el periódico era sacar el folleto de MediaMarkt y mirar las ofertas.


 ¿No es un error percibir la publicidad como algo pestilento? ¿No puede ser hasta atractiva? Desde luego, yo tengo claro con qué aplicación me quedo y para la cual estaría dispuesto a pagar, y no es la del periódico de papel. El error que cometen los medios, sin embargo, es intentar cobrar al usuario por los mismos servicios de antes, sólo a través de otra plataforma. Internet, en cambio, ha transformado la manera con la que accedemos a la información y, por tanto, también ha cambiado el producto.

Mientras los medios no se enteren de cuál es su producto, difícilmente lo podrán vender. El País, El Mundo, ABC, La Vanguardia, El Periódico... cuentan con un producto excelente pero nos lo regalan y, en cambio, intentan ganar dinero con soluciones del pasado. Si hasta Juan Luis Cebrián reconoce que los medios impresos se van a morir, ¿por qué el empeño en rentabilizarlos cuándo ya cuenta con un producto mucho más atractivo?