Ir al contenido principal

Post Olímpica: 10 maneras de impulsar la excelencia deportiva en Madrid

Madrid aspira a ser olímpico. Propongo que esa aspiración vaya más allá del deseo del actual alcalde de dar un impulso al sector de la construcción en el momento de su declive, y que también se aproveche la ocasión para promover el deporte en la ciudad. Por lo tanto, siguen mis 10 propuestas para que Madrid no sólo sea sede olímpica, sino que sea una de las mejores ciudades del mundo para practicar deporte, y ¿por qué no? para que algunos de sus ciudadanos se coloquen alguna que otra medalla:

1) Promover la práctica de deportes de competencia en los colegios y los institutos, proporcionando las instalaciones y el material deportivo necesarios, así como suficientes horas de la semana dedicadas al deporte.
2) Dar mayores facilidades a la población para practicar deporte en un horario compatible con su trabajo. (Actualmente la mayoría de los centros deportivos madrileños sólo abren en horario laboral de manera que la mayoría de los contribuyentes de la ciudad tienen que acudir a centros privados, muchas veces más caros, más pequeños, y más lejos de su casa o su trabajo).
3) Mejorar la calidad de las instalaciones. Los vestuarios de los polideportivos madrileños son generalmente pequeños, y algunas veces se limpian con menor frecuencia que los suelos de la tasca de la esquina. Las instalaciones, sobre todo en el centro son pequeñas y anticuadas.
4) Democratizar los precios. Actualmente un bono de 10 sesiones en los polideportivos municipales cuesta 35,70€. Teniendo en cuenta que se recomienda practicar deporte como mínimo 3 veces a la semana (entre 12/14 veces al mes), el precio medio por usuario por mes ronda entre los 42 y 50 euros. Más cara que la prima mensual de la sanidad privada, y por lo tanto fuera del alcance de muchos ciudadanos.
5) Aumentar los espacios para la práctica del deporte libre: Asumámoslo. Ir a clases organizadas en un horario cerrado no es una opción realista para muchos ciudadanos que trabajan con una jornada 'flexible' y tienen cada vez menos flexibilidad para el ocio y el deporte. Encontrar, por ejemplo, que en una piscina municipal, sólo hay una calle libre para uso público, y que hay que compartirla con 10 nadadores, da poca muestra del supuesto olimpismo del capital de España. Aún más cuando las tarifas de la natación libre son más altas que las de las clases...
6) Pongámonos al nivel de Francia. Cuando estuve en Montpellier hace pocos años me impresionó la calidad de las instalaciones públicas, muy asequibles y con un nivel muy superior de la mayoría de los clubes privados madrileños, sin mencionar a los públicos. O al nivel de otras ciudades españolas como Barcelona, con instalaciones de excelencia, y no sólo por ser antigua sede olímpica. No paran de construir más y mejores instalaciones.
7) Respetar las instalaciones existentes. Sólo hay que ver las imágenes de las canchas del Polígono de África y de Salvador de Madariaga en el distrito de Ciudad Líneal, publicadas hace poco en el blog de Chus Greciet para entender la poca seriedad con la que el ayuntamiento trata el deporte madrileño.
8) Permitir la práctica del deporte durante todo el año. Actualmente todas las piscinas de natación de la ciudad cierran en el mes de agosto, y muchas también en el mes de julio, justo en el periodo en el que más gente se anima a practicar deporte. Sólo abren las grandes playas urbanas, que no son aptas para la práctica de natación como deporte.
9) Promover el ciclismo. En Londres, muchas empresas cuentan con vestuarios y duchas para permitir a los trabajadores refrescarse después de llegar al trabajo en bicicleta. Podrían dar ejemplo aquí, empezando con las consejerías y edificios municipales. Claro está, tampoco estaría demás construir algún carril ciclista y reducir espacio para los coches, para que Madrid parezca menos a la Ciudad de México, y más a una ciudad europea.
10) Ayudar a compatibilizar el trabajo con el tiempo libre. Ya está demostrado que trabajar 12 horas al día no hace nada para la productividad del país. Persuadir a los empresarios para que den pausas suficientes para que sus trabajadores practiquen deporte, (¿quizás a cambio de menos tiempo para salir a fumar? :-)), sería una excelente medida para mejorar la salud y la deportividad de los madrileños.

Entradas populares de este blog

PR in times of cholera

How do PR professionals, companies, organisations or plain individuals cut through the noise in the era of social media? This will be one of the key questions in 2018, and even more so at a time when ideas and opinions are so easily misconstrued and a simple misthought phrase can lead to Trumpian noise and fury on Twitter or, indeed, elsewhere.

It would seem that this is not a time for pushing boundaries. A simple mis-step and you have a full blown global brand identity crisis. Yet somehow brands need to differentiate themselves and make themselves stand up above mediocrity and reflect something their audiences want to hear.

Step into the fray Virgin Trains, which this week performed some marvellous 'virtue signalling' by banning free copies of the Daily Mail for its First Class Passengers. This led to some to notice the irony of this occuring just at a time when this publication had been criticising the poor service quality of the British privatised rail service. In any event…

Oda a la juventud

Los jóvenes son el futuro del país y la pésima situación que atraviesan es un mal presagio para todos.
Porque si el futuro se embarca en un avión de Easyjet, sólo nos quedará el pasado, y eso ya lo estamos viendo.
Y cuando digo ‘jóvenes’, me refiero a eso exactamente. A los jóvenes. Porque una de las primeras cosas que noté al llegar a España fue que en este país se daba a la palabra ‘joven’ un sentido demasiado amplio. Incluso en el año 2000, si tenías menos de 25 años, ninguna empresa española te ofrecía un empleo digno. La única opción era encadenar periodos de 'prácticas' mientras en el norte de Europa la gente de tu misma edad llegaba a puestos de gran responsabilidad en sus empresas. Aquí, en 2012, y con 40 años, eres un chaval.
Los jóvenes están tristemente ausentes. Los periódicos impresos, las tertulias de radio, y los debates del TDT Party rebosan caspa por los cuatro costados. Más allá de la cuestión económica, los debates de índole social que transmiten los medios de …

La Generación X - y la "X", ¿qué significaba?

Cuando de pequeño descubrí que los profesionales de marketing habían encasillado a mi y a los que nacieron en la misma época en un grupo denominado la Generación X, me preguntaba qué era el significado de esa letra. Por muy pequeño que fuese, sospeché que el significante tendría algún significado, más allá del sonido de ese consonante malsonante.Sin embargo, he tenido que esperar más de cuatro décadas para confirmar que aquella X, en efecto, representaba el vacío. O lo que es peor, el engaño. Y es probable que en los próximos años veamos con horror hasta qué punto nos vendaron los ojos a los de mi generación y con consecuencias trágicas para el futuro de la humanidad.Sí. Nos mintieron. Cada 11 de noviembre, a las 11:00 h nos llevaban a los de mi clase a un memorial levantado al final del campo de fútbol de mi colegio, al borde del río, en homenaje a todos los antiguos alumnos fallecidos en la "Gran Guerra". Aquella guerra, que mi profesor -un ex mayor retirado del ejército- …