Ir al contenido principal

Carta a Noigo

E-mail enviado a Yoigo el día 16 de diciembre. Ya van dos y sigo sin recibir respuesta. Hoy después de 4 días de intentos, por fin me han cogido el teléfono. Me ha dicho el señor del otro lado que no tienen constancia de mi pedido y que lo van a investigar y darle prioridad. Intentaba echar los balones para fuera y culpar a Orange pero he inistido que le corresponde únicamente a Yoigo informar a sus clientes acerca de la portabilidad. Les mantendré informados:



Estimados señores,

Desde que me he dado de alta en Yoigo hace dos semanas, me han facturado por el coste del teléfono móvil Nokia que he solicitado, de todas formas, no me han llamado para confirmar la hora de entrega, algo que en el momento de la compra, se comprometieron a hacer dentro de 3 días laborables.

He tenido que recurrir a los blogs para enterarme de que uds están recibiendo el doble de solicitudes de lo esperado, de todas formas, eso no explica porqué están tardando 5, 6, 7, 8....... veces lo prometido para ponerse en contacto con sus clientes.

Ni siquiera se han dignado en enviarme un mensaje de correo electrónico para explicar la situación. Será que no valoran mucho a sus clientes.

Actualmente estoy al lado de mi teléfono esperando que lo coja alguien de atención al cliente. Llevo aproximadamente una hora y nadie me atiende. Una voz ofrece devolver la llamada si marco '1', sin embargo eso lo he intentado dos veces en la última semana y nadie me ha devuelto la llamada.

Por otra parte, he leído que en muchos casos están realizando las portabilidades antes de hacer entrega de las tarjetas sim. Si me hicieran eso, sería una tragedia para mí ya que estoy pendiente de llamadas muy importantes y no puedo prescindir de un teléfono móvil operativo.

En resumen, parece que el lanzamiento les está saliendo redondo pero que para los que hemos cometido el error de confiar en ustedes, se ha convertido en un suplicio.

Antes de crearme tal inconveniente, les rogaría que se contactaran conmigo para ofrecerme una opción alternativa, por ejemplo, darme de baja, devolverme el importe facturado, y cancelar la portabilidad para que pueda seguir con Orange y con mi número existente.

Acabo de escuchar la voz en espera decirme que alguien se ha vuelto loco en Yoigo. Será verdad. Espero que recupere la sensatez cuanto antes y empiece a ofrecer un servicio digno de un país civilizado.

Atentamente,

Un cliente insatisfecho

Entradas populares de este blog

El fallo del juez de Schleswig-Holstein denota el fracaso de Rajoy, no el de la Unión Europea

Hoy desayuno con los editoriales de los principales medios españoles, y casi me atraganto al observar que tras el fallo de ayer de un tribunal alemán sobre la extradición de Puigdemont, el país se ha vuelto euroescéptico de la noche a la mañana.

Desde luego, la decisión del juez no es agradable para los que defendemos el mantenimiento del orden constitucional en España, sin embargo, no hay que otorgar al fallo un significado que no tiene. Y más aún si se tiene en cuenta la sensibilidad de estos temas para una opinión pública, que leyendo  la prensa nacional fácilmente podría llegar a la conclusión de que lo que ha pasado ayer es culpa de las instituciones comunitarias.

Nada más lejos de la realidad. El tema de si o no hubo violencia en el Procés es cuestionable y cuestionado . Y más discutible aún el de si se puede culpar al ex presidente de la Generalitat por dicha violencia. Parece que el tribunal regional alemán competente en este caso ha llegado a la conclusión de que no. Y es pe…

A saber

Existe una izquierda que se opone a los fallos judiciales en su país cuando no coinciden con su ideología, y al mismo tiempo se enfada cuando Israel gana Eurovisión con una canción que refleja sus postulados.La misma izquierda detesta el único estado democrático de Oriente Medio por los excesos militares de sus líderes, pero se calla cuando su propio gobierno vende armas a Arabia Saudí o avala bombardeos en Siria.Se trata de una izquierda compuesta por personas que no saben reflexionar o analizar la realidad de una manera objetiva, sino que se pliega ante la dictadura de la 'opinión pública' y lo políticamente correcto.Una izquierda que prefiere opinar antes de aprender, porque este requiere esfuerzo y es mucho más fácil sumarse a la lógica de las masas.También existe una derecha que cree saber la verdad, que cuando gobierna impone su punto de vista en la sociedad e intenta eliminar cualquier atisbo de discrepancia en pro del pensamiento único, en línea con su dogma universal,…

¿En qué otro país...?

¿En qué otro país se llama 'nacionalista' a los que quieren romper la nación y no a los que la defienden?
¿En qué otro país se llama 'racista' a los que creen tener una identidad distinta a la que -a falta de otra palabra más idónea-según sus postulados pertenecen ellos, y cuando los únicos que utilizan la palabra 'raza' son los que -si fuera adecuada la palabra- pertenecerían a la 'raza mayor'?
¿En qué otro país los medios tachan día tras día en los titulares y a través de los portavoces de la corrección política de su propia ideología nacionalista a otro de 'racista' sin explicar en ningún momento por qué tal personaje es considerado de tal naturaleza, como si sólo con decirlo repetidas veces se convertirá en verdad? (Desconozco si tienen razón o no. No lo sé. No me lo han explicado.)
¿En qué otro país se olvida tan fácilmente el flirteo de un partido en ascenso con los mayores exponentes de la ultraderecha europea, pero nunca se olvidan de unos …