Ir al contenido principal

PR 2.0: "¿Asesoro a Laura?"

Ya está bien. Sé que alguien estará diciendo, "j*d*r, otra vez hablando de algo 2.0." De la misma forma que cualquier escándalo se asocia a Watergate: sexgate, armsgate, iraqgate, esperanzagate, el término 2.0 se sobreutiliza para referirse a cualquier tema relacionado con los blogs y los medios sociales.

Pues, me defiendo. Las agencias de PR están en un cruce, y tienen que saber adaptarse a un nuevo entorno en el que la comunicación se realiza por medio de una conversación. Ya no podemos controlar los medios como antes, no se trata exclusivamente de fomentar relaciones con unos pocos periodistas para crear una relación de dependencia según la cual los medios necesiten a las agencias para poder disponer de información para publicar sus historias, y las agencias a los periodistas, para poder justificar los fees que pagan los clientes.

Los participantes son tantos, la cosa está tan fragmentada con decenas de miles de blogs que versan sobre tantos temas, que en su conjunto, de manera incontrolada, y sin que haya una estrategia o conspiración previa, pueden de un momento para otro crear o destruir la reputación de una empresa o la imagen de un producto. Hasta los medios tradicionales, en sus versiones online, han visto que su única manera de sobrevivir dentro de este panorama es mediante la creación de comunidades con miles de blogs, con una libertad de expresión que los grandes grupos de medios nunca antes imaginaban, ¡y hasta temían!

Entonces, con el patio así, ¿qué pintamos las agencias de PR? ¿Tenemos que aprender a crear aplicaciones de Facebook, o vídeos al estilo del 'Amo a Laura' para generar un efecto viral que mejore el conocimiento de las marcas de nuestros clientes? ¿Es de verdad esa la labor de los que hasta ahora nos dedicábamos a las relaciones con medios?

Hace unos días, hablando con un cliente del sector de la publicidad, le comenté algunas de las nuevas tendencias online. "Pues, nosotros tenemos una división que se dedica justo a eso", me respondió. Y es que las agencias creativas, con presupuestos millonarios tienen años de experiencia en llevar los mensajes de sus clientes al gran público mediante acciones de marketing. Si intentamos pisar su terreno, ¿no nos comerán el negocio en un santiamén los profesionales más preparados para este tipo de tareas? ¿Terminará fusionando la publicidad con el PR de manera que sea imposible distinguir uno del otro?

Como profesionales de PR, no nos dedicamos a hacer vídeos en YouTube. Para casos puntuales, ese tipo de acciones las podemos externalizar, y en las multinacionales, siempre dispondremos de los recursos necesarios para los clientes que lo requieran. De hecho, (disculpándome por el autobombo que no es habitual en este blog), Weber Shandwick también cuenta con una división con amplia experiencia en comunicación online, tenemos que poder responder a nuestros clientes, y cuando hace falta, también ejecutar. Pero nuestro negocio central sigue siendo asesorar a nuestros clientes sobre sus estrategias de comunicación, sobre los mensajes que quieran dar a sus diferentes públicos, y sobre cómo y de qué forma debemos transmitir cada mensaje.

En un entorno Web 2.0 - ¡Ya lo he dicho! - no vamos a bombardear a los bloggers con notas de prensa y convocatorias. Bueno, algunos lo harán, y les puede hasta perjudicar - creo que todos podemos contar alguna anécdota. Pero nuestra experiencia y el conocimiento adquirido tras nuestros éxitos y nuestros errores es nuestro fuerte. Conocemos el entorno, las personas que influyen más y quienes menos, cómo responder a una crisis en la blogosfera, de los mecanismos que permiten a los mensajes viajar de un soplo alrededor del mundo. Y con ese conocimiento, podemos y debemos diseñar estrategias para que nuestros clientes estén preparados para reaccionar ante cualquier eventualidad. Dejemos de hablar de notas de prensa, somos ante todo consultores de la comunicación.

El pasar tantas horas al día en este ¿submundo? online nos hace dar por sentadas tantas cosas sobre las nuevas formas de comunicar, que es fácil olvidarnos de que el típico comercial llegado a Director General de una empresa española - o de la mayoría de los países - tiene poco o ningún conocimiento del entorno online. A muchos - ¡y lo sé de primera mano! les suena a chino. Necesitan asesoramiento externo sobre cómo mover sus mensajes en Internet, y aún más viendo la rapidez con la que se mueve este mundo, dicho con perdón, 2.0. (Continuará...)

Entradas populares de este blog

A saber

Existe una izquierda que se opone a los fallos judiciales en su país cuando no coinciden con su ideología, y al mismo tiempo se enfada cuando Israel gana Eurovisión con una canción que refleja sus postulados.La misma izquierda detesta el único estado democrático de Oriente Medio por los excesos militares de sus líderes, pero se calla cuando su propio gobierno vende armas a Arabia Saudí o avala bombardeos en Siria.Se trata de una izquierda compuesta por personas que no saben reflexionar o analizar la realidad de una manera objetiva, sino que se pliega ante la dictadura de la 'opinión pública' y lo políticamente correcto.Una izquierda que prefiere opinar antes de aprender, porque este requiere esfuerzo y es mucho más fácil sumarse a la lógica de las masas.También existe una derecha que cree saber la verdad, que cuando gobierna impone su punto de vista en la sociedad e intenta eliminar cualquier atisbo de discrepancia en pro del pensamiento único, en línea con su dogma universal,…

PR in times of cholera

How do PR professionals, companies, organisations or plain individuals cut through the noise in the era of social media? This will be one of the key questions in 2018, and even more so at a time when ideas and opinions are so easily misconstrued and a simple misthought phrase can lead to Trumpian noise and fury on Twitter or, indeed, elsewhere.

It would seem that this is not a time for pushing boundaries. A simple mis-step and you have a full blown global brand identity crisis. Yet somehow brands need to differentiate themselves and make themselves stand up above mediocrity and reflect something their audiences want to hear.

Step into the fray Virgin Trains, which this week performed some marvellous 'virtue signalling' by banning free copies of the Daily Mail for its First Class Passengers. This led to some to notice the irony of this occuring just at a time when this publication had been criticising the poor service quality of the British privatised rail service. In any event…

El fallo del juez de Schleswig-Holstein denota el fracaso de Rajoy, no el de la Unión Europea

Hoy desayuno con los editoriales de los principales medios españoles, y casi me atraganto al observar que tras el fallo de ayer de un tribunal alemán sobre la extradición de Puigdemont, el país se ha vuelto euroescéptico de la noche a la mañana.

Desde luego, la decisión del juez no es agradable para los que defendemos el mantenimiento del orden constitucional en España, sin embargo, no hay que otorgar al fallo un significado que no tiene. Y más aún si se tiene en cuenta la sensibilidad de estos temas para una opinión pública, que leyendo  la prensa nacional fácilmente podría llegar a la conclusión de que lo que ha pasado ayer es culpa de las instituciones comunitarias.

Nada más lejos de la realidad. El tema de si o no hubo violencia en el Procés es cuestionable y cuestionado . Y más discutible aún el de si se puede culpar al ex presidente de la Generalitat por dicha violencia. Parece que el tribunal regional alemán competente en este caso ha llegado a la conclusión de que no. Y es pe…