martes, marzo 18, 2008

En el estómago de las tortugas...


Allí es donde pueden terminar las colillas tiradas al suelo por los fumadores. Nos lo indica el blog, Cuidando Gaia.