lunes, diciembre 03, 2007

Los Españoles que se Levantan Temprano

La gran mayoría de los españoles son personas trabajadoras que, como diría Sarkozy, se levantan pronto por la mañana para ir a trabajar, que luchan para llegar a fin de mes, y que con su empeño consiguen sacar la economía adelante. En el mundo los españoles se destacan por ser gente abierta, tolerante, con una grand inquietud tanto intelectual como cultural. No es por nada que en un reciente estudio España figura entre los primeros países en los que es mejor ser niño, y en los que hay una mayor esperanza de vida.

Pero cuando todas esas personas están trabajando, dedicándose a buscar un futuro mejor, son otros los que salen a la calle para hacer ruido, insultar, crear división, y buscar por cualquier medio salir en portada de los periódicos. Lamentablemente, demasiadas veces lo consiguen.

Los que hoy agredieron a Pedro Zerolo, y proferieron insultos al Presidente del Gobierno de España, durante el minuto de silencio por las últimas víctimas de la banda terrorista ETA, al parecer no trabajan. Por eso encontraron el tiempo para salir e insultar la memoria de los muertos. No trabajan, porque de otra forma no estarían en la calle. Tampoco me sorprendería que cobraran subsidios al gobierno y que de cierta forma vivieran del esfuerzo de los contribuyentes. Y dudo mucho que paguen impuestos. Pero hoy otra vez han conseguido un espacio destacado en los medios online, y mañana sin duda volverán a salir en los medios nacionales y locales.

No representan a los españoles. Los españoles eligen democráticamente a su gobierno, y el gobierno les representa, y sólo por eso merece el respeto. Lo dijo el Presidente hace 3 semanas en Santiago de Chile para defender a su antecesor en el cargo ante los insultos de un político populista, de un régimen de apariencia 'democrática', pero a todas luces muy poco liberal.

Pero, ¿quien sale a la defensa del actual Presidente del Gobierno ante los insultos que recibe en su propia tierra? La indiferencia de la oposición es absoluta, parece que buscan algún beneficio electoral, pero saben que no lo conseguirán. De hecho, esta pequeña minoría de radicales les crea más problemas que otra cosa, pero temen dar una respuesta rotunda porque saben que no pueden permitirse perder los votos de los ultra de cara a la próxima contienda electoral en el próximo mes de marzo. Por lo tanto, reina el silencio.

Cada uno a lo suyo, pero por mi parte condeno sin reservas a esa minoría repugnante, que no respeta ni las instituciones del gobierno, ni los líderes democráticamente elegidos, ni los millones de españoles e inmigrantes que nos levantamos cada mañana para ir a trabajar, y allí incluyo también a las fuerzas del órden y a los dos Guardias Civiles víctimas de último vil atentado de ETA.

Los que hoy han vuelto a atentar a la democracia y la libertad de los españoles en una manifestación solemne y en recuerdo a dos personas víctimas de otro tipo de extremismo intolerable, no merecen ni las palabras que les estoy dedicando, pero hace falta por lo menos dar un toque de atención a los medios de comunicación para que de una vez den voz al ciudadano de a pie, por encima de los pocos que sólo viven para el odio y la bronca permanente. Es el deber de todos los demócratas sumarse a esta llamada a la concordia.