Ir al contenido principal

¿Se decidirán las elecciones en Facebook?


Hace 3 o 4 días, apareció en el Facebook un perfil con el nombre de José Luis Rodríguez Zapatero. Ya se había creado un grupo de simpatizantes, no sé si oficial o más bien oficioso, 'Zapatero 2008', por lo tanto este supuesto JLRZ tuvo pocas dificultades a la hora de identificarlos o para sumarlos a su red de amigos.

Pues, ayer el blog de El Mundo, El Catalejo, procedió a desvelar el bulo. El perfil no tenía nada que ver con la campaña para la reelección del Presidente.

Hoy, ya no existe el perfil de Zapatero. Se ha eliminado, así como todas las referencias al mismo en los perfiles de las personas que le habían registrado como amigo. Sólo el propio creador del perfil hubiera tenido la autoridad para tomar una medida tan drástica.

El incidente me plantea algunas preguntas:

- ¿Quién creó el perfil y cuáles fueron sus objetivos teniendo en cuenta que sólo reclutó a simpatizantes del Presidente? En ningún momento aparecieron comentarios hostiles a Zapatero. ¿El responsable del fraude se habrá quedado con datos personales de estos simpatizantes? ¿Y con qué fin?

- ¿Cómo consiguió El Mundo enterarse primero de que se tratara de un perfil falso? No creo que se haya tratado de una conspiración, porque sólo hubiera hecho falta una llamada a la sede del PSOE para confirmar la autenticidad del perfil. Pero de momento, la noticia del bulo no se ha extendido a otros medios.

- ¿Qué significa esto para el futuro de las redes sociales como medio de comunicación política?

En el momento de buscar el nombre de Mariano Rajoy entre los perfiles de Facebook, ya se pueden encontrar por lo menos 3 perfiles con dicho nombre. Se supone que sólo uno es el perfil oficial, y no creo que sea muy difícil identificar cual es el auténtico. Tampoco creo que sea muy difícil identificar alguno que otro como bulo, o tampoco ver como Facebook es capaz de convertirse en un lugar idóneo para la sátira como alternativa al debate serio.

De momento, el equipo de José Luis Rodríguez Zapatero ha decidido no entrar al trapo y su presencia real en Facebook se limita a un reducido grupo de simpatizantes. Mientras tanto, el equipo de la calle Ferraz ha creado un blog y una comunidad de fotos en Flickr, dos medios que son mucho más fáciles de controlar.

¿Facebook realmente es un medio apropiado para la política? Ya se han creado perfiles falsos del Príncipe Guillermo, la Reina Isabel II, David Beckham, entre otros, y se pregunta si los usuarios que se meten en estas redes están perjudicando su propia privacidad, al permitir que otras personas anónimas accedan a todos los datos de su perfil. Cuando estos datos incluyen información sobre sus tendencias políticas, es justo preguntar si los verdaderos políticos, al participar en Facebook sólo están echando leña al fuego. ¿Cómo podemos saber cuando se trata de un perfil real o el del payaso- o incluso el psicópata- de turno. De momento lo único que está claro es que las elecciones de Marzo 2008 abren una oportunidad como nunca antes para experimentar con las redes sociales como herramienta para la comunicación política. Y si los mensajes sms se utilizaron como medio pionero para contactar con los votantes en las elecciones de 2003, en 2008 Europa mirará otra vez a España para analizar las futuras tendencias del marketing político online.

Entradas populares de este blog

El nomadismo postmoderno

La libertad de movimiento – “El derecho de toda persona a moverse libremente por el mundo, ya sea dentro de un país o de un país a otro. Está reconocido parcialmente en el artículo 13º de la Declaración Universal de los Derechos Humanos". (Wikipedia)
Miren como los señores del mundo capitalista sacan términos del léxico de los derechos humanos para justificar un proyecto económico que si bien funciona en teoría, empieza a demostrar tremendas flaquezas en su ejercicio práctico.
Ahora nos dicen –lo vienen diciendo desde hace años en las páginas de sus biblias ideológicas, El Economista siendo uno de sus máximos referentes- que el capitalismo liberal sólo puede funcionar si además de la libre circulación de capitales, se permite la libre circulación de personas. Es decir, si su modelo deja países y regiones enteras en un estado de devastación y de quiebra económica, el problema no es que su modelo haya dejado de funcionar, sino que no se permite que los ciudadanos de aquellos países t…

La información gratuita tiene que ser de calidad... por salud democrática

Todo empezó con un tuit. Y no uno mío. Lo acababa de enviar un periodista de renombre, haciéndose eco de una noticia publicada en uno de los principales diarios de nuestro país, y versaba sobre el contencioso entre España y el Reino Unido en torno a Gibraltar. Según informaba el periódico, la primera ministra británica acababa de comparecer en el parlamento para defender el acuerdo para una salida ordenada de su país de la Unión Europea. En un contexto de gran debilidad interna, en el que para más inri sus propios diputados la acusaban de capitular ante España al reconocer que el país ibérico tendría la última palabra en cualquier negociación futura que afectara al territorio británico, Theresa May declaró que España no había conseguido lo que quería. Según la lógica de que el enemigo de tu enemigo es tu amigo, los medios y los partidos de la derecha española no se disponían a aceptar que un presidente de gobierno de centro izquierda hubiera logrado una victoria para la soberanía nac…

Mi ficción se parece a la tuya más de lo que te puedes imaginar

Desde hace años soy consciente de cómo los medios de comunicación de cada país retratan su propia sociedad como algo ajeno al resto del mundo. Todo lo que se anuncia, incluso si afecta a la humanidad en su conjunto, se transmuta a través de las pantallas en un tema local.Bueno, no todo precisamente. Lo malo sí sigue siendo siempre ajeno y lo bueno se asume como propio. Sea una directiva europea, una subvención o una orden de la OMS, si es popular el Gobierno se echa flores y si genera protestas es culpa de Bruselas o de quien toca. Los de fuera, en fin.En este contexto tienen lugar el Brexit, los disparates de Trump o el odio de Salvini. Y en este contexto convivimos en realidades paralelas, cegados por las cortinas de humo que nos crean nuestros respectivos gobiernos, e igual de incapaces de entender qué pasa allende nuestras propias fronteras.Si esa es nuestra visión, es comprensible que las sociedades ya no sean capaces de comprender sus relaciones con el exterior porque francament…