domingo, diciembre 09, 2007

Una vida sobre raíles

Acabo de volver de un viaje a Salamanca. 3 horas y 10 minutos en un tren antiguo y sin aseo o calefacción. Un viaje precioso, y con paisajes encantadores, además, a plena luz del día porque cuando hice la reserva hace 10 días, ya estaban completos la mayoría de los trenes y me tocó viajar en el de las 1250 hrs, bastante pronto para ser domingo.

Se habla mucho del AVE pero para muchos destinos en España el tren sigue siendo poco más que una ruta turística que tienes que reservar con bastante antelación, te ofrece poca flexibilidad de horarios, es relativamente caro, y en la que se tarda más que en autobús.

Habría que impulsar más esta forma de viajar. El autobús como medio de transporte es bastante casposo, inseguro y contaminante como para que siga siendo en 2007 el principal medio de transporte en España tras el coche privado.

Unas vistas increíbles de todas formas. La próxima vez llevaré cámara.