Ir al contenido principal

Un mensaje de Navidad. ¡Felices fiestas para todos!



Esta Navidad mucha gente piensa que nos esperan tiempos peores, pero no todo el mundo cree que les vaya a afectar de igual manera. Incluso hay algunos que creen que si hacen las cosas bien, pueden aprovecharse de la coyuntura y mejorarse a costa de los demás.

Sin embargo, más allá de lo que nos espere en el plano político o económico, una cosa que no va a cambiar es la humanidad esencial de todas las personas que tengo la suerte de poder llamar mis amigos. Las cosas pueden ir mejor o peor pero sé que ellos siempre estarán allí para dar apoyos, echarse unas risas y para compartir los mejores –y los peores– momentos, porque a lo largo de la historia se ha demostrado que nos pueden quitar de todo pero al fin y al cabo los que terminan siendo más pobres son ellos. Y no nos olvidemos nunca que mal que lo pasemos, otros lo estarán pasando peor y sin las mismas oportunidades para desahogarse a través de los blogs y las redes sociales.

Agradezco a mis lectores haber tenido la paciencia para seguirme y para intentar dar sentido a las palabras que escribo. De igual modo, os deseo a todos lo mejor para esta Navidad y para el año 2012, y que todos seamos un poquito más ricos cada día aunque la cuenta bancaria no dé testimonio de él.

Y ante todo, sigamos inventando cosas. La creatividad es el recurso más sostenible que tenemos. Su potencial no tiene límites y es justo ahora que más la tenemos que aprovechar, para el bien de nosotros y de los que necesitan nuestro apoyo. Por tanto, espero que cada día sea un nuevo despertar, un nuevo nacimiento, una nueva idea, un nuevo proyecto. ¡MUCHOS ÁNIMOS A TODOS! Mientras tanto, sigamos por aquí, contando cosas y compartiendo.

Entradas populares de este blog

El fallo del juez de Schleswig-Holstein denota el fracaso de Rajoy, no el de la Unión Europea

Hoy desayuno con los editoriales de los principales medios españoles, y casi me atraganto al observar que tras el fallo de ayer de un tribunal alemán sobre la extradición de Puigdemont, el país se ha vuelto euroescéptico de la noche a la mañana.

Desde luego, la decisión del juez no es agradable para los que defendemos el mantenimiento del orden constitucional en España, sin embargo, no hay que otorgar al fallo un significado que no tiene. Y más aún si se tiene en cuenta la sensibilidad de estos temas para una opinión pública, que leyendo  la prensa nacional fácilmente podría llegar a la conclusión de que lo que ha pasado ayer es culpa de las instituciones comunitarias.

Nada más lejos de la realidad. El tema de si o no hubo violencia en el Procés es cuestionable y cuestionado . Y más discutible aún el de si se puede culpar al ex presidente de la Generalitat por dicha violencia. Parece que el tribunal regional alemán competente en este caso ha llegado a la conclusión de que no. Y es pe…

A saber

Existe una izquierda que se opone a los fallos judiciales en su país cuando no coinciden con su ideología, y al mismo tiempo se enfada cuando Israel gana Eurovisión con una canción que refleja sus postulados.La misma izquierda detesta el único estado democrático de Oriente Medio por los excesos militares de sus líderes, pero se calla cuando su propio gobierno vende armas a Arabia Saudí o avala bombardeos en Siria.Se trata de una izquierda compuesta por personas que no saben reflexionar o analizar la realidad de una manera objetiva, sino que se pliega ante la dictadura de la 'opinión pública' y lo políticamente correcto.Una izquierda que prefiere opinar antes de aprender, porque este requiere esfuerzo y es mucho más fácil sumarse a la lógica de las masas.También existe una derecha que cree saber la verdad, que cuando gobierna impone su punto de vista en la sociedad e intenta eliminar cualquier atisbo de discrepancia en pro del pensamiento único, en línea con su dogma universal,…

¿En qué otro país...?

¿En qué otro país se llama 'nacionalista' a los que quieren romper la nación y no a los que la defienden?
¿En qué otro país se llama 'racista' a los que creen tener una identidad distinta a la que -a falta de otra palabra más idónea-según sus postulados pertenecen ellos, y cuando los únicos que utilizan la palabra 'raza' son los que -si fuera adecuada la palabra- pertenecerían a la 'raza mayor'?
¿En qué otro país los medios tachan día tras día en los titulares y a través de los portavoces de la corrección política de su propia ideología nacionalista a otro de 'racista' sin explicar en ningún momento por qué tal personaje es considerado de tal naturaleza, como si sólo con decirlo repetidas veces se convertirá en verdad? (Desconozco si tienen razón o no. No lo sé. No me lo han explicado.)
¿En qué otro país se olvida tan fácilmente el flirteo de un partido en ascenso con los mayores exponentes de la ultraderecha europea, pero nunca se olvidan de unos …